5 Tips para empezar a ahorrar

¡ Hola a tod@s ! Como supongo, y espero suponer bien… a todos nos gusta ahorrar para tener un fondo de seguridad, o incluso para invertir para poder alcanzar la libertad financiera.

Por eso, vamos a ver hoy unos cuantos trucos para empezar a ahorrar o incluso aumentar la cantidad ahorrada mensualmente.

1. Págate primero a ti mismo

Este tip es el más común de los consejos en este aspecto, pero es la gran verdad y el pilar fundamental del ahorro.

Como se comenta en varios libros, entre ellos Padre rico, Padre Pobre de Robert Kiyosaki, el primer paso que tenemos que hacer es pagarnos a nosotros mismos lo que queremos ahorrar, y a partir de ahí adoptar nuestros gastos a lo que nos queda, no al revés. Es decir:

Ingresos – AHORRO = Gastos

Y no…

Ingresos – GASTOS = Ahorro.

Este es un error muy común, por lo que siempre tendemos a gastar más de lo necesario, y por ende, nuestros ahorros disminuyen considerablemente. Puedes llegar ahorrar entre un 10-15% más de tus ingresos, y así aumentar tu fondo de emergencia o incluso tus inversiones.

2. Revisa tus gastos

Algo que a mi me ha servido mucho, ha sido revisar los gastos mensuales.

Es una tarea tediosa, porque tienes que anotar y controlar TODOS los gastos que tienes a lo largo del mes, pero es la más efectiva de ver dónde se te van los ingresos.

Quizá te das cuenta de que gastas mucho en café fuera de casa, o que quizá cenas mucho fuera, o pides comida por pereza… Localizar dónde tienes esas pequeñas fugas de dinero, pueden suponer un gran ahorro.

Pongamos un ejemplo:

Todos los días tomas un café en el bar para desayunar:

El café del bar cuesta 1€ mientras que en casa podría costarte 0,40€ si fuera de Nespresso (Incluso más barato si lo hicieses de cafetera). Por lo que todos los días, tienes un gasto extra de 0,60€, que al mes suponen 18€ y al año 216€ !! Nada mal ee… y así, revisando se puede llegar a un ahorro considerable con los llamados gastos hormiga.

3. Adjudica una cantidad de dinero

Una vez localizados y controlados los gastos mensuales, adjudícales una cantidad, y cíñete a ella.

Por ejemplo, si sabes que tienes unos gastos fijos de 400€ aproximadamente, entre peluquería, ropa… lo que quieras añadir, separa esos 400€, para así, gastarte únicamente esa cantidad de dinero, y no poder exceder tontamente esa cantidad, o en cosas innecesarias…

Debes adjudicar una cantidad de dinero a gastos fijos, gastos variables, caprichos… como lo quieras repartir, y luego ajústate a ello.

4. Piénsatelo dos veces

Cuando vayas a adquirir un artículo, párate a pensar si lo necesitas, no te muevas por los impulsos consumistas que mueven el mundo y la sociedad de hoy en día.

Si puedes esperar a comprarlo, aplázalo varios días, y si con el paso de ese tiempo lo sigues queriendo o necesitando, cómpralo, sino, no.

Hoy en día todo se basa en el consumismo, y se fomenta a ello, por lo que siempre nos incitan a gastar, gastar, gastar… Hay que tenerlo claro y meditarlo muy mucho antes de comprar cualquier artículo.

5. Fija objetivos

Por último, algo muy importante que a mi me ayuda a ahorrar, es marcarse unos objetivos, el fin del ahorro.

Si no sabes para qué estas ahorrando, nunca vas a ahorrar, en cambio, si tienes claro por lo que lo haces, si por el colchón de seguridad, tus inversiones… incluso mirando más allá, por la tan esperada libertad financiera, es más factible el ahorro, y sobretodo, más llevadero.

Esto es todo por hoy, espero que os haya ayudado, y si utilizáis algún otro truco, o podéis aportar algún consejo, todos son bienvenidos.

Muchas gracias, y vamos a por ello !

Un saludo,

T.N.

El coche como ‘Inversión’

Hola a todos, hoy me gustaría que comentásemos lo que supone ‘invertir’ en un vehículo.

Evidentemente, todos tenemos un coche ideal, un coche que nos encanta, que deseariamos poder conducir por todas las carreteras porsibles, pero hay que pararse a pensar y valorar todo lo que supone.

Este ‘problema’ puede aparecer incluso en los jóvenes, aquellos que empiezan a recibir su primer sueldo, y al ver unos ingresos y al vivir en casa de los padres (en la mayoría de las ocasiones), lo primero que buscan es adquirir el vehículo que les apasiona sin pararse a pensar.

Es comprensible, y aún más en la sociedad que vivimos, que los jóvenes quieran un coche, y es muy respetable, es más yo tuve uno y a los dos años lo cambié por otro. Por suerte, en mi caso ambos fueron regalados, pero entiendo esa sensación y esa ‘necesidad’ del coche.

¿Por qué el coche nuevo es una mala opción de inversión?

En primer lugar, hay que destacar que los coches se pueden adquirir de varias formas, nuevo, km 0, segunda mano…

A quién no le gusta estrenar un coche, que huela a nuevo, hacerle los primeros 100Km… Pero hay que pensarlo fríamente y ver para qué sirve un coche, y es básicamente para transportarnos, y lo hace igual un coche de 1.000€ que uno de 100.000€ y hay bastante diferencia entre ambos…

Todos sabemos que los coches se devalúan nada más sacarlos del concesionario, y no poco, por ello os quiero mostrar una gráfica donde se puede apreciar la devaluación del mismo:

Valor del Vehículo en función de los años.

Como podemos ver, el coche en el 4to año, ya ha perdido la mitad de su valor. Esto quiere decir, que si te ha costado 10.000€, en el cuarto año vale 4.700€. Se deprecia una barbaridad !! y esto todos tenemos que tenerlo claro.

Opciones para tener vehículo propio

Para mí, desde mi humilde opinión, una de las mejores opciones es comprarlo de Km0 o incluso de segunda mano con 4-5 años y evidentemente hay que tener en cuenta el mantenimiento, que será mayor cuanto más años tenga el vehículo.

Hay que barajar todas las opciones pero hay que hacer un balance entre años y Km y posibles problemas que puede dar y lo que te va a costar.

Pero si nos fijamos, siempre el coche ‘nos cuesta dinero’, en ningún momento nos lo genera pasivamente hablando, ya que puede ser tu medio de trabajo y entonces ayudarte a generar ingresos.

Resumen

Todos queremos un coche, y que narices, un buen coche, pero hay que pensarlo fríamente, y valorar si merece la pena gastarse más por tener un coche mas llamativo o ‘guay’.

Espero saber vuestra opinión y ver que haríais a la hora de adquirir un coche.

Un saludo a todos,

T.N.