invertir en bienes inmuebles

Bienes inmuebles – Todo lo que necesitas saber

Hola! Me alegro que estés leyendo este artículo acerca de los bienes inmuebles. Esto quiere decir que tienes idea de comenzar a invertir, o mínimo que te empieza a interesar. Por eso, te voy a explicar bien qué es y en qué consiste el concepto de “bien inmueble”.

¿Qué es un bien inmueble? – Definición

Un bien inmueble es aquel bien el cual no se puede cambiar de ubicación debido a su naturaleza o características. Para poder realizar su traslación, debería producirse su destrucción o algún deterioro, es decir, que no podría moverse sin sufrir ningún desperfecto, ya que está integrado al terreno.

Vamos a ver, teóricamente está todo muy bien, pero en sí mismo, es lo que conocemos como un piso, un local, un trastero, un garaje… es decir, aquello que no puedes moverlo de un lugar a otro.

invertir en bienes inmuebles

Un ejemplo práctico sería: Un piso no lo puedes cambiar de calle cada vez que te interesa.

Tipos de bienes inmueble

  • Bien inmueble por naturaleza: Aquellos que están inherentes al suelo. Es decir, un piso que ya está construido, por ejemplo.
  • Bien inmueble por incorporación: Aquellos que están en construcción. Por ejemplo, cuando adquieres un piso sobre plano, antes de que se construya.
  • Bien inmueble por destino: Aquel bien que el propietario del piso pone ahí para su uso. Este es un poco difícil de comprender, sería bienes muebles, por ejemplo puertas, armarios… de un piso, ya que el piso está ahí, pero tú, como propietario le pones las puertas y armarios para su disfrute.
  • Bien inmueble por analogía: Está incluidas las concesiones administrativas, como las hipotecarias.

¿Por qué invertir en bienes inmueble?

La inversión en bienes inmuebles es un tipo de inversión que se lleva haciendo desde hace mucho tiempo, y tiene varias alternativas.

Alternativa 1: Comprar para vender por un precio más elevado.

Esta opción es una muy clásica, y suele ser aprovechar embargos, épocas de crisis y necesidad, para adquirir los inmuebles por un precio inferior al suyo real, para luego venderlos más caros cuando el mercado lo permita, y así sacar una rentabilidad importante al bien.

Las rentabilidades en este tipo de opciones suelen rondar el 10%.

Alternativa 2: Comprar para alquilar

A mi, personalmente es la opción que más me gusta, y la que voy a incorporar a mi cartera de inversión.

Aquí el principio de funcionamiento es adquirir un bien inmueble, y alquilarlo para recibir ingresos permanentemente todos los meses. La rentabilidad suele rondar el 4-6%.

¿Por qué me gusta esta opción?

Vamos a poner números, que se ve todo más claro. Normalmente, aquí las hipotecas tienen mensualidades inferiores a las mensualidades de los alquileres. Por lo que si compras para alquilar (Entendiendo que hay que comprar un bien inmueble que se pueda alquilar, que también hay que saber comprar… Ya traeré una guía para encontrar buenas opciones) Vas a recibir siempre una cantidad superior a la que pagas, es decir tienes beneficio.

Además, si te puedes permitir, aprovechar el alquiler y tus excedentes de tus ingresos para ir pagando la hipoteca, se adelanta de forma exponencial, ahorras en intereses, y tiene el valor añadido de, cuando acabes, puedes ir a comprar un segundo bien inmueble, y tienes el alquiler del primero, el del segundo y tus excedentes para pagar la hipoteca. Es decir, se viene el EFECTO DE LA BOLA DE NIEVE.

efecto bola de nieve bienes inmuebles

Conclusión

Como resumen, los bienes inmuebles son una buena opción de inversión, con rentabilidades un poco inferiores a otro tipo de inversiones, pero “más seguras” bajo mi punto de vista, entendiendo que el riesgo 0 no existe.

Espero haberos ayudado, y si os ha gustado, no dudéis en compartirlo y dejarme feedback.

Un saludo, y a INVERTIR SE HA DICHO !!

Ángel.

Deja un comentario