5 consejos para ahorrar dinero de emergencia si aún no tienes

Puede que estés leyendo esto porque estás pensando en formas de ahorrar dinero de emergencia. También puede ser que no tengas ningún ahorro y quieras hacer algunos cambios para darte un poco de tranquilidad financiera. De cualquier manera, has llegado al lugar correcto, así que sigue leyendo.

Según un estudio reciente, el 69% de los estadounidenses tienen menos de $1,000 en ahorros. Si caes en ese grupo, es hora de cambiar eso. Si bien a veces puede ser difícil ahorrar, tener dinero en efectivo para emergencias puede ser la diferencia entre tener lo suficiente para sobrevivir y enfrentar verdaderas dificultades financieras.

Ahorro dinero de emergencia

Si está empezando a crear un fondo de emergencia, puede ser un poco abrumador escuchar constantemente que se habla de ahorrar por lo menos de 3 a 6 meses de sus gastos de subsistencia. El solo hecho de pensar en la idea puede hacer que alguien que acaba de empezar se sienta desanimado.

Sin embargo, puedes ahorrar dinero y tener una cuenta de efectivo para emergencias con todos los fondos. Sólo tienes que ajustar tu mentalidad para creer que puedes y luego, seguir el enfoque correcto para ahorrar dinero.

Aquí hay 5 consejos clave que pueden hacer toda la diferencia.

Abre una cuenta de efectivo para emergencias; aunque no puedas financiarla todavía.

Cuando se trata de ahorrar dinero, es importante que ajuste su mentalidad y establezca la intención de ahorrar. Incluso si no tienes el dinero para ahorrar ahora mismo, establecer la intención significa que estás pensando activamente en ello. Cuando tienes en mente algo y pasa a ser una prioridad y a tenerlo presente en ello constantemente, es más fácil que lo logres.

Una cosa que puede hacer para mantener su objetivo de ahorrar dinero de emergencia en mente es abrir una cuenta de ahorros dedicada a ello (somos grandes fans de esta de Chime). Al tomar la acción de abrir la cuenta, usted está estableciendo la intención de ahorrar sin importar si tiene el dinero ahora mismo o no.

De esta manera, cuando tengas ese dinero de sobra para ahorrar, ya tienes un lugar designado para ponerlo. De lo contrario lo que típicamente sucede, es que debido a que la intención no se ha establecido, el dinero convenientemente encuentra maneras de escurrirse entre los dedos.

Incorporar en su plan de ahorro en su presupuesto

Una vez abierta la cuenta, el siguiente paso es crear una estrategia de ahorro. Esta estrategia implica presupuestar y construir sus planes de ahorro en su presupuesto.

Esencialmente, una vez que se establecen las diferentes categorías presupuestarias, una de las partidas de su presupuesto debe ser “efectivo de emergencia”. Esto le ayudará a determinar cuánto puede ahorrar de forma realista cada vez que le paguen para financiar sus cuentas de ahorro.

¿Trabajando con un ingreso variable? Puedes seguir haciendo un presupuesto y seguir ahorrando.

Sólo necesitas crear un plan para lo que ganas antes de gastarlo para que no se te escape de las manos. Puedes hacer una lista de los costos de base para tus gastos recurrentes mirando los últimos 3 a 6 meses de esos gastos. Luego, toma la cantidad promedio que gastas y añádela a tu presupuesto. Dados estos promedios, puedes llegar a una cantidad de dinero que puedas ahorrar.

Empieza con lo que tienes, no importa cuán pequeño sea

Así que digamos que cuando termines con tu presupuesto del mes sólo te queda un poco de dinero para ahorrar. ¿Vale la pena ahorrar una cantidad tan pequeña? La respuesta es un rotundo, ¡SI! Incluso si sólo puedes ahorrar un dólar, eso es todavía, dinero.

Empezar de a poco, y hacer el esfuerzo de ahorrar sin importar lo poco que signifique, significa que estás haciendo el esfuerzo, manteniéndote intencional y manteniendo tu mente enfocada en tu objetivo de ahorro a largo plazo. Puede que no lo parezca ahora, pero con el tiempo, esas pequeñas cantidades se sumarán. Un poco más un poco, más un poco, es igual a mucho.

Concéntrese en crear hábito y consistencia

Lo más importante en las primeras etapas de la construcción de sus ahorros, es que desarrolle el hábito de ahorrar dinero de manera consistente.

Es un error pensar que debes aumentar tus ingresos para poder empezar a ahorrar. Hay tanta gente que gana toneladas de dinero y no ahorra nada porque no han construido la disciplina o establecido el hábito del ahorro. Si les preguntas, a pesar de sus altos ingresos, te dirán que no tienen suficiente para ahorrar. ¿Por qué? Bueno, en muchos casos han permitido que los gastos de su estilo de vida tengan prioridad sobre sus objetivos financieros.

Haciendo lo que puedas con lo que tienes, puedes desarrollar el hábito y la consistencia en torno al ahorro de dinero. A su vez, a medida que sus ingresos aumenten, se acostumbrará a ahorrar dinero y podrá ahorrar aún más dinero con el tiempo.

Aumentar el ahorro de dinero de emergencia cuando su situación financiera mejore

Una vez conocidas y asentadas las bases para el ahorro, cuando aumenten sus ingresos podrá acelerar el proceso de ahorrar dinero de emergencia. Es una buena idea ajustar las cantidades de ahorro en tu presupuesto cuando empieces a ganar más dinero. Así, tendrás un plan para cada euro y así favorecer el ahorro de emergencia,

Posponer el plan de ahorro es un error ya que no defines dónde van los ingresos que posees y suelen tender a malgastarse.

¿Listo para empezar a ahorrar? Empieza dando el primer paso! Se sorprenderá del progreso que hará en poco tiempo.

Deja un comentario